Efimeroteca

El blog impersonal de Edgar Seoane


La Vanguardia es un períodico, perdón, un panfleto desinformativo, manipulador y demagógico.

Pensaba que La Razón era el único medio capaz de distorsionar la realidad a su antojo. Pero le ha salido un fuerte competidor: La Vanguardia. De ahora en adelante La Vergüenza.

Como buen hombre de costumbres siempre tomo un café por la mañana antes de retomar la actividad de mi estudio. Me gusta leer el periódico que hay en el bar, enterarme de las noticias del día. En La Vergüenza encontré esta noticia en primera plana dentro de la sección de economía. Un apartado que dada la situación actual debe ser de las más leídas de este periódico, perdón, de este panfleto.

Según la noticia las señoras de la limpieza deben de viajar constantemente a Suiza para ingresar sus beneficios opacos e irregulares. Totalmente razonable poner una foto de una de estas señoras de la limpieza, malas, estafadoras y defraudadoras.

Cómo se puede ser tan miope. ¿Acaso no tienen ejemplos para colocar en esa foto? Tienen personajes dónde escoger de todos los sectores, la iglesia, administraciones, política, monarquía, sector financiero, energético, alta empresa…

Podrían poner a Emilio Botín que ha sido encausado en varias ocasiones por defraudar al fisco, por cierto, seguro que tiene unas largas y suculentas cuentas en Suiza. Bárcenas está de moda, y también tenemos a la familia Pujol, al menos uno de sus hijos confesó sus cuentas en el extranjero y está por lo menos imputado. Tienen a Urdangarín todo un Duque robando (presuntamente) dinero público y camufándose tras una empresa sin ánimo de lucro. Amancio Ortega no es un ejemplo de transparencia y los gallegos siempre hemos sospechado de que tiene o tuvo tratos con mafias. Tenemos también recientemente a Isabel Pantoja que se ha quedado a gusto defraudando millones a hacienda mientras que su pareja no es que haya salido bien parado de un juicio que se ha quedado algo corto.

Pero no… mejor poner una señora de la limpieza, un sector opaco… debe ser que la iglesia, la monarquía, la política, el sector financiero, el sector energético, muchas administraciones y alta empresa son un ejemplo de transparencia y de ser buenos contribuyentes.

Hablando de Urdangarín, se ha demostrado con pruebas, que el servicio de limpieza y mantenimiento de su mansión en Pedralbles no cotizaba en la seguridad social. Pobre monarquía que no tiene pasta para regular a sus vasallos. La culpa será de la señora de la limpieza en todo caso, no de quién se aprovecha de ella, ¿verdad querido panfleto de la Vergüenza?

Pero voy a ser generoso, voy a aceptar esta burda información. Fijénse la demagogia hasta donde llega. Una señora de la limpieza muy activa, no sé lo que puede llegar a ganar, pero será poco. Pasta para ir a Suiza no llega, para ir a las Islas Caimán menos. Así que como el dinero no puede salir del país, entra nuevamente en circulación cuando esa señora de la limpieza acuda al súper para comprar comida con el fin de sobrevivir. Atención… señora de la limpieza que está pagando impuestos en esos instantes, que usted está pagando IVA y debería no pagarlo… porque es usted una profesional de la evasión de impuestos según La Vergüenza. El dinero del camarero, del mecánico y de la señora de la limpieza vuelve a entrar en circulación más temprano que tarde.

Pero tomando como ejemplo a Bárcenas, resulta que sus millones no declarados, se van a una cuenta a Suiza, fuera del alcance de hacienda y fuera de la circulación económica. Como ese dinero no entra en un ciclo normal de la economía del país el daño es muy grande. Y hablamos de millones, sólo en una persona, millones innecesarios, egoístas, avariciosos, ilícitos que traen miseria a los demás ciudadanos.

Pero no… mejor poner una señora de la limpieza.

La iglesia no paga el IBI, pero no tiene reparos en vender bien caro sus expropiaciones de fincas y pisos. Tiene bancos que cotizan valores en bolsa, pero ojo… no le obliguemos a pagar un impuesto porque amenazan con sacarlo de lo que obtienen de cáritas, un pequeño porcentaje de todos sus beneficios seguramente ilícitos y pecaminosos. Pero no… es más opaco que una señora de la limpieza cobre 20 € por limpiar un piso.

Las señoras de la limpieza, tienen yates, mercedes, hacen Ski desde helicóptero y tienen capitales oscuros en las Islas Caimán. Por favor…

Lamentable el título, lamentable el subtítulo, lamentable el contenido y más lamentable la imagen escogida. El redactor, seguramente hace lo que le manda el jefe sin pensar demasiado, se llama Sergio Heredia

Querido, pensaba lanzarte una buena crítica a través de tu cuenta de Twitter, pero sé que la culpa no es tuya, sólo haces tu trabajo. Por desgracia has hecho un muy mal trabajo: tu labor ha sido desinformativa, antiprofesional y seguramente te hayas ganado ser al menos ese día la vergüenza del sector periodístico. Pero la culpa no es tuya, la culpa es de tus jefes.

Estoy cansado de este panfleto, de su manipulación y de su simpatía con CIU.




Deja un comentario soy todo ojos...